Home Noticias Harina de soya integral: Una mirada diferente a su calidad

Noticias

Harina de soya integral: Una mirada diferente a su calidad

Por: Javier Ortiz, Médico Veterinario Zootecnista.

Este artículo fue proporcionado por Veterquimica Bolivia

La harina de soya integral contiene una alta concentración de proteína y aceite que en nuestro medio la hace atractiva para estructurar dietas de alta densidad en pollos de engorde, con la finalidad de satisfacer la alta demanda de nutrientes para ganancias de peso superiores a los 90 gramos por día; en un clima donde la temperatura promedio y la humedad superan los 25°C y 60%, respectivamente.

Factores antinutricionales (FAN)

Mateos et al (2018) indica que los factores antinutricionales presentes en la harina de soya, dependiendo de su concentración en ella o en el alimento final interfiere con la utilización de los nutrientes de varias formas: a) reducción de la digestibilidad mediante formación de complejos con determinados nutrientes, b) daño de la mucosa digestiva, c) reducción de la eficiencia digestiva, d) depresión del consumo y del crecimiento y e) efectos sobre la salud y el estatus inmunitario del animal.

Respecto a la harina de soya integral los (FAN) de mayor importancia son: Antitripsina, Lipoxigenasa, Ureasa, Hemaglutinina y factor antitiroideo. Con relación a los inhibidores de tripsina (IT), estos se encuentran de forma natural en numerosas semillas de oleaginosas, con mayor importancia en semillas de guisantes y habas de soyas. Estos IT, se destruyen por la acción del calor, siendo el efecto más positivo y controlable, con procesos por vía húmeda que por vía seca.

La importancia de su control radica en que ellos neutralizan las enzimas tripsina y quimotripsina, que son secretadas por el páncreas para promover la hidrólisis de proteínas a nivel del intestino delgado. Como resultados de una deficiente digestión de las proteínas se originan problemas gastrointestinales y una disminución en el rendimiento de las aves (Buitrago, 1992).

Dale y Araba, en 1987, ya demostraron el impacto de los factores antinutricionales sobre el rendimiento de pollos de engorde y el monitoreo de su control y calidad a través de indicadores como la solubilidad proteica, actividad ureásica y los inhibidores de tripsina.

Tabla 1: Efecto del cocinado de la harina de soya por solvente en el rendimiento de pollos de 0-21 días, y sobre la solubilidad proteica, actividad ureásica e inhibidores de tripsina.

Tratamiento térmico (minutos)Ganancia de peso (g)Conversión alimenticia (g:g)Solubilidad proteica %Actividad ureásica (cambio de pH)Inhibidores de tripsina mg/g
0 (cruda)3422,5599,22,4021,10
154612,1083,20,122,20
304072,3358,50,00,50
60 (quemada)2962,7638,00,00,10
      

En la medida que se aumentó el tiempo de cocinado, los inhibidores de tripsina de harina de soya disminuyeron y el rendimiento zootécnico mejoró. Asimismo, demostraron que más allá de determinado tiempo de cocción, el rendimiento en ganancia de peso y conversión alimenticia se deterioran.

Actualidad

Azcona y sus colaboradores (2009) en el Inta Pergamino, demostraron que niveles superiores de los inhibidores de tripsina (IT) a 2,4 UTI/mg de alimentos que contienen harina de soya integral extrusada, sin la adición de vapor con más de 10 UTI/mg, causan una disminución del consumo de hasta un 3%, afectando la ganancia de peso en un 9% y un incremento de la conversión de alimento de hasta un 6%. Respecto a la digestibilidad promedio de los aminoácidos en general, esta se puede ver afectada en un 9%.

Tabla 2: Efecto de la presencia de inhibidores de tripsina (IT) en la harina de soya integral extrusada, sobre el rendimiento de pollos de 0 - 42 días.

TratamientosConsumo (g)Peso (g)Conversión g:gDigestibilidad de aminoácidos %
1,4 UTI/mg4597ª2726ª1,687c92ª
2,4 UTI/mg4561ª2662ª1,713c-
3,4 UTI/mg4567ª2649ª1,724b-
4,4 UTI/mg4562ª2645ª1,725b-
5,4 UTI/mg4403b2511b1,753b-
6,4UTI/mg4395b2428c1,811ª84b

Asimismo, generaron ecuaciones de predicción en función al nivel de los inhibidores de tripsina finales en los alimentos, que se ilustran en el siguiente cuadro.

Ecuaciones de predicción de peso corporal y conversión alimenticia en función a la presencia de IT.
Peso corporal (g)Y=-0,482x2+19,504x+3379,8r2=0,9726
Conversión alimenticiaY= 0,0216x+1,7677r2=0,8889

Características nutricionales de la soya Integral ofertada en el mercado avícola de Santa Cruz – Bolivia

Camargo R (1991), indica que el tratamiento térmico correcto del grano de soya es de primordial importancia, para satisfacer las exigencias de proteína y energía exigida por las aves, por lo que los resultados finales dependerán de este.

En nuestro medio los procesos de tostado y extrusión son los utilizados para la desactivación de los factores antinutricionales y como se ilustra en la tabla 3, el contenido de nutrientes y calidad de proceso varía, pudiendo en algún momento recibir en la fábrica de alimentos harinas de soya integrales adecuadamente procesadas, como también subprocesadas o sobreprocesadas.

Tabla 3. Composición químico nutricional de tres harinas de soya integral, sin identificar proceso, Scz:2023

 Harinas de Soya Integrales
Nutrientes, %123
Humedad6,457,737,56
Proteína32,3736,5535,02
Grasa16,5722,7121,27
Fibra10,844,883,90
Lisina1,952,142,04
Metionina + Cistina0,770,750,72
Treonina1,451,461,42
Valina1,761,751,69
Ureasa0,130,090,06
Inhibidores de tripsina, UIT/mg  6,04  2,29  0,91

Impacto bioeconómico

Para entender la importancia de la selección de proveedores y compra de harinas de soya integrales adecuadamente procesadas, hemos simulado el impacto bioeconómico de una soya subprocesada con 6,04 IT/mg y una adecuadamente procesada con 2,29 IT/mg, utilizando las ecuaciones generadas por Azcona en su estudio del 2009 y los niveles finales de inhibidores de tripsina en un alimento finalizador de pollo de engorde.

Tabla 4: Comparación de pérdidas económicas ($US), por uso de harina de soya integral extrusada sobreprocesada
 Niveles de IT/mg de alimento 
 0,581,54Diferencias
Peso corporal (kg)3.387,583.384,97 - 2.61 g
Ingreso $us. (1,29 $us/kg)4,36994,36660,003366
Consumo de alimento, kg6,0296,092+ 0,063
$us/deterioro de conversión--0,0224
Total, pérdidas, $us/ave.--0,02576
Total, pérdidas, 35000 aves--901,81 $us.

Las pérdidas son aditivas respecto al impacto en el peso corporal y al deterioro de la conversión alimenticia, y puede volverse significativa si consideramos un similar escenario durante todo un año de utilización de una harina de soya integral subprocesada.

Conclusión

  1. Los factores antinutricionales presentes en la harina de soya integral pueden impactar negativamente en la rentabilidad de la empresa avícola.
  2. Es importante conocer y monitorear la calidad de soya que nos suministran nuestros proveedores.
  3. Algunas patologías de tipo entérico, pueden ser explicadas al conocer los niveles de inhibidores de tripsina presentes en el alimento que se oferta a las aves.

Bibliografía

  1. Pontes, M.,& Castello, J. (1995)  Alimentación de las aves. España: Arts Grafiques.
  2. Buitrago, J. (1992) Soya Integral en la alimentación de las aves. Colombia: Ediciones Artropos
  3. Camargo, R. (1991) Utilización de la soya integral en la alimentación de las aves. In: 1era Jornada en Nutrición Avícola, 120., 1991, Santa Cruz, Bolivia. Memorias de la jornada.
  4. Azcona, JO., Iglesias, BF., & Charriere, MV. (2009). Efectos de niveles crecientes de inhibidores de tripsina en la dieta sobre el desempeño de aves. Obtenido de http://www.producciónanimal.com.ar. 
Subir
Elementor not installed